Reducir el consumo de carne podría causar más daño que beneficios a los ecosistemas

Consejo Mexicano de la Carne
Mtro. Hugo Valadez
08/07/2021

En algunas partes del mundo, la cría de ganado vacuno preserva ecosistemas en peligro de extinción, al asegurar la permanencia de estos ecosistemas se promueve el secuestro de carbono y además previene de los incendios.

1) Conservación de pastizales

En Canadá, estos son los beneficios ambientales de la tierra cuidada por los productores de carne y ganaderos.

En Canadá, 35 millones de acres de pastizales templados nativos son cuidados por ganaderos, este ecosistema es uno de los más amenazados del mundo, con menos del 26% restante. Para sobrevivir y prosperar, los pastizales necesitan un gran herbívoro de pastoreo, ya que fueron formados por las enormes manadas de bisontes que históricamente vagaban por las praderas. Reducir el consumo de carne de res en un 25 por ciento podría significar que casi nueve millones de acres de pastizales templados nativos se conviertan a otros usos.

Las tierras donde se cría ganado vacuno también proporcionan la mayoría del hábitat de la vida silvestre en todas las tierras productoras de alimentos en Canadá, cerca del 70 por ciento. Los pastizales con ganado vacuno almacenan actualmente 1,5 mil millones de toneladas de carbono en el suelo. El cultivo o desarrollo de estas tierras podría dar lugar a la liberación de más del 50% del carbono almacenado. El resultado sería de 190 millones de toneladas de carbono emitidas, más de un tercio de las emisiones anuales totales del Canadá. En otras palabras, una disminución en el hato ganadero nacional liberaría mucho más carbono del suelo a la atmósfera del que ahorraríamos de la reducción de las emisiones del ganado.

Leer Artículo Completo>>