Prepara los Tacos de Bistec Más Ricos y Auténticos con Esta Receta

Los tacos de bistec son de los más consumidos en México y su preparación es muy sencilla, aunque tienen un sabor inigualable

Gastrolabweb
Por Alma Aguilar Funes
martes, 7 de Julio


Los tacos son uno de los alimentos más representativos de la gastronomía mexicana, y en específico los tacos de bistec son resultado de una receta que incluye ingredientes de dos culturas, la prehispánica y la española, pues contiene la tortilla de maíz y la salsa o picante típicos de México, mientras que la carne de la vaca proviene de la cultura europea que la introdujo al continente americano durante la Conquista.

Las tortillas se consumían en la América precolombina y tradicionalmente se comían en un taco, herencia de nuestros ancestros a las nuevas generaciones e incluso para el mundo, donde es cada vez más conocida y consumida. Y es que en nuestra cocina, la tortilla no puede faltar en la mayoría de nuestros platillos, forma parte de comer un caldo o un acompañar la sopa o el arroz, y podemos hacer el taco lo mismo con verduras que con carne.

En la época de los indígenas, los tacos de carne se preparaban principalmente con guajolote o xoloitzcuintle una raza canina originaria de nuestro país que actualmente sería impensable consumir. Si bien en México actualmente poseemos una gran variedad de tacos que incluyen los de pastor, de carnitas, de longaniza, al carbón, de cochinita pibil, de barbacoa, de cabeza, de lengua, de ojo, de tripas, de pollo, de hígado, etcétera, hoy te presentamos uno de los más famosos, los de carne asada o bistec.

Esta receta puede parecer muy sencilla, pero el sabor no sólo consiste en los ingredientes, sino en la calidad de los mismos y en no permitir que la carne se reseque mucho, pues al perder su jugo, también pierden su sabor. Puedes pedir los filetes de res más gruesos y dejarlos en el término que más te guste, aunque si son cortes finos o delgados, sólo debes procurar que no se queme, voltear el bistec en cuanto comience a cocerse y servirlo salido del sartén, para evitar recalentarlo y que pierda su frescura. ¡Que los disfrutes!

Leer Artículo Completo>>